La energía femenina que compartimos todos

¿Energía femenina? Recuerdas que cuando éramos pequeños y nuestros padres recibían visitas o nos llevaban a algún lugar, cada
uno de nosotros escuchó la siguiente frase de un familiar o amigo: ¿a quién se parece el niño o
la niña?… ¿Al papá o la mamá?…

Es posible ser niña y ser muy parecida al padre, o ser niño y ser igual a la madre. Esto no tiene
relación con su género, simplemente se asemejan las formas físicas o algunos rasgos de
personalidad. Asimismo, dentro de cada uno de nosotros, sin importar si somos mujeres u
hombres, viven nuestros padres como polaridades de nuestra personalidad. De esta forma,
contamos con una polaridad femenina que habla de esta energía y una polaridad masculina.
Pensaríamos que estas dos partes son opuestas y están en lucha, pero no es así; por el
contrario, se complementan y se relacionan entre sí.

Para dar claridad a esta comprensión, hoy te invitamos a visitar tu energía femenina. Para esto, describiremos algunos elementos que la componen:
Esta energía habla de la capacidad que poseen los cuerpos para nutrir, proteger, cuidar y
contener. Estas propiedades vienen del útero y pueden ser características de todos nosotros.
La energía femenina viene de la observación de la madre en su potencialidad. Es decir, cuando
aún no se es madre, pero se cuenta con el sistema reproductivo, que permite dar vida a un ser.

Como la propiedad de dar vida es potencialidad del útero, se asemeja con la tierra y la
capacidad de ésta, de dar espacio a todos los seres vivos. Para ello, una de las grandes virtudes de la tierra es la equidad. Una cualidad que nos habla de tener la facultad de dar a cada ser, lo que necesita para desarrollarse y crecer. Para sostener esta equidad, existen los movimientos cíclicos como las estaciones, o el movimiento constante de la tierra que permite tener día y noche.

Luego de esta breve explicación, podemos comenzar a observar algunos de los elementos que
involucran la fuerza femenina. Indiferentemente si eres hombres o mujer, ahora te preguntamos:
¿Qué tan Equitativ@ eres?
¿Creas espacios para nutrir, cuidar o proteger a quienes te rodean y/o a ti mismo?

Te invitamos a que aprendas cada día más sobre tu propio cuerpo y la energía femenina que pueda expresar en ti. También observa , cómo tu cuerpo te invita a conocer más sobre la vida, sobre tu historia y sobre lo que puedes cambiar y transformar en él.

Conoce y aprende sobre lo femenino que vive en ti, dale espacio a la equidad y a los ciclos que
se presentan en tu vida para llenarte de sabiduría y expansión. Este es un aprendizaje
constante en el mundo Trinidad, donde lo femenino da lugar al equilibrio de la vida y tú eres
bienvenido.

Paula Escobar Vélez
Terapeuta Equipo Trinidad.

×

Entidad: Vigilada por la Superintendencia de Salud. Habilitado por el Ministerio de Salud y Protección Social. Licencia de Salud Ocupacional. No: 15996