LA VIDA ABRIÉNDOSE PASO ENTRE EL AMOR Y LA MUERTE

Mi embarazo transcurrió justo en una de las épocas más impactantes de la humanidad; llegó la noticia de que por fin tenía una vida creciendo en mi vientre entre el amor y la muerte, porque mientras se escuchaba en todos los medios de comunicación la noticia de un virus que amenazaba la vida de todos, una amenaza silenciosa y letal para la cual no estábamos preparados, y que sin sospechar, nos iba a llevar a cambiar nuestras vidas para siempre.

Sin embargo, descubrí que la vida se abre paso en este mundo con tal fuerza, que mi mente se volcó totalmente a la contemplación de ese bebé creciendo, nutriéndose, y habitándome con mucha sutileza, y al mismo tiempo con toda la presencia, la cual llamaba a mi ser a poner toda la energía y el enfoque solamente en observar y acompañar su proceso divino.

La Pandemia seguía existiendo, y las muertes seguían dándose, unas más lejanas y otras más cercanas… nada de eso desapareció, no ignoraba o negaba la realidad, porque seguía cuidándome y estando atenta a las recomendaciones y movimientos mundiales al respecto. Sin embargo, decidí prestar más atención a la vida, prestar más atención a lo que me permitía conectar con la felicidad y la plenitud.

Hay quienes decidieron mirar las noticias todos los días, y estar al tanto de todo cuanto decían de la situación de la Pandemia, su mirada iba enfocada al temor a morir, pero sin darse cuenta toda su energía iba hacia la muerte. Todos al final vivimos en el mismo mundo, pero cada uno decide hacia dónde pone su mirada y su energía.

En Trinidad te invitamos a permitirte abrir paso a la vida a través de ti, con nuevos proyectos, y sueños… porque la muerte es inevitable, pero la vida también!

×

Entidad: Vigilada por la Superintendencia de Salud. Habilitado por el Ministerio de Salud y Protección Social. Licencia de Salud Ocupacional. No: 15996